Madera de Pinares S.L.   |   Ahorro ecológico    |   Venta On-line toda Europa     |    Tfno: (+34) 976 796 700 (we speak English and French)  |    Contacto

                

LOS SETOS CORTAR Y PODAR



LOS SETOS JÓVENES
Las plantas tienen que ser podadas desde sus primeros años : es indispensable para que la parte baja del seto esté bien guarnecida. El objetivo de la poda es simple : las plantas se ramificarán entonces al máximo, inclusive a ras de suelo, formando un seto bien espeso.

PERIODICIDAD DE LA PODA
Los setos « adultos » también se tienen que podar regularmente. Una plantación espaciada tendrá suficiente con una sesión al año, pero una formación compacta se tendrá que mantener muy cuidadosamente, a razón de dos veces al año. Podas múltiples espesarán el seto.

LOS SETOS TUPIDOS
Los setos tupidos forman verdaderos muros que impiden las miradas. Se tendrían que componer idealmente de arbustos cónicos : una cabeza afilada dejará pasar suficiente sol para las hojas de abajo, que podrán desarrollarse igual de bien que las de arriba.
Los arbustos de crecimiento rápido como la haya, el carpe, la alheña y el lauroceraso se pueden podar a voluntad, porque crecen a lo largo de todo el año. Poden los coníferos preferentemente en el mes de junio. Su crecimiento primaveral acabado, cicatrizarán más rápido.

PLANTACIÓN ESPACIADA
Los setos de plantación espaciada (rosales) tienen un objetivo más de decoración que de protección. Su poda se efectúa individualmente, según el método que conviene a cada una de las plantas. Existen numerosas especies que pueden componer tales setos, así que les daremos algunas reglas generales.
Las especies que florecen sobre madera vieja (al menos de un año), de tienen que podar después de la floración (forsythia, jeringuilla).
Aquellas cuyos jóvenes brotes llevan las flores (rosales) se podan mejor en inverno. Si sus arbustos llevan frutos decorativos, esperen a que éstos se hayan estropeado.

ACLARAR UN SETO
Si tu seto coge demasiado volumen, febrero y marzo serán los meses de poda ideales. Corten primero las ramas gordas con las tijeras de podar, y corten después el cuerpo del seto con cizallas. Para obtener una línea bien horizontal, sírvanse de una cuerda tendida a la altura deseada.

Solicitar más información/comprar