Madera de Pinares S.L.   |   Ahorro ecológico    |   Venta On-line toda Europa     |    Tfno: (+34) 976 796 700 (we speak English and French)  |    Contacto

                

Cultivar plantas bulbosas



Si el bulbo se planta en una maceta, se puede usar un sustrato universal, pues este tipo de sustrato le proporciona la riqueza mineral y la estructura adecuada para su desarrollo.
En terreno abierto, se aporta materia orgánica de manera que el suelo sea rico, mullido y de profundidad suficiente (aproximadamente cuatro veces el diámetro del bulbo).

ABRIR EL HOYO
El bulbo debe quedar enterrado a una distancia de la superficie de la tierra entre dos y tres veces la medida de su diámetro. Si se plantan varios bulbos, los hoyos deben realizarse con un espaciamiento suficiente, dejando de 6 a 20 cm entre ellos (en función del tamaño de los bulbos).

ENTERRAR EL BULBO
Se debe colocar el bulbo en el hoyo de forma que la parte más plana quede hacia abajo y la yema apical (la parte por donde va a brotar) hacia arriba.
Si el bulbo se planta en una maceta, se coloca sobre una base de sustrato y se cubre a continuación con la cantidad de tierra necesaria para que quede enterrado a la profundidad antes mencionada.

Otra forma de obtener plantas bulbosas, además de con bulbos, es cultivarlas a partir de sus semillas. Sin embargo, de esta manera la planta tarda más tiempo en alcanzar el tamaño de floración (en algunas especies, más de 4 años).

Cultivo de la planta

Características del suelo
El terreno debe drenar correctamente para evitar que el bulbo se pudra. Los suelos más pesados (arcillosos) son los que más retienen el agua, por ello es necesario mejorarlos mediante la aportación de arena.

Abonado
Con respecto al abonado, las plantas bulbosas se desarrollan mejor en terrenos fértiles, por lo que conviene abonar anualmente con abonos ricos en fósforo y potasio, pero bajos en contenido de nitrógeno. De esta forma, se contribuye al desarrollo de flores más hermosas y plantas más resistentes y vigorosas.

Riego
Desde que se plantan hasta que brotan, el riego de las plantas bulbosas no debe ser excesivo. Cuando aparezca la flor, se debe regar procurando no mojarla.

I PLANTACIÓN
II BROTACIÓN
(Entre un mes y un mes y medio después de la plantación) III DESARROLLO DEL TALLO
(Transcurre otro mes desde la brotación)
IV FLORACIÓN
(Al mes del desarrollo del tallo)
V MARCHITAMIENTO
(A las 4 semanas de la floración)

Extracción y conservación
El bulbo se extrae cuando el tallo y las hojas se secan, es decir, cuando la planta ya no tiene interés. Esto suele ocurrir unas cuatro semanas después de la floración.
www.leroymerlin.es • ©Leroy Merlin, S.A., 2003
También existe la posibilidad de mantenerlo en el terreno, de esta manera el bulbo estará en óptimo desarrollo un máximo de 2-3 años. Transcurrido este periodo, habrá que eliminarlo del terreno.

Si se opta por extraerlo, se debe proceder del siguiente modo:
Extracción
Cuando las partes aéreas de las plantas se han secado, se cortan los tallos y se extraen los bulbos. Antes de guardarlos, los bulbos se deben limpiar y secar.

Conservación
Una vez limpios y secos, los bulbos se almacenan en cajas de cartón, en un lugar oscuro, seco y frío hasta que sea el momento de la plantación.

Solicitar más información/comprar