Madera de Pinares S.L.   |   Ahorro ecológico    |   Venta On-line toda Europa     |    Tfno: (+34) 976 796 700 (we speak English and French)  |    Contacto

                

Técnicas de poda



Mediante la poda se elimina parte de la vegetación de las plantas con el fin de darles una forma determinada, regular su desarrollo o aumentar el tamaño y número de sus hojas, flores y frutos. La mejor poda es aquella que no se nota; por ello, al practicarla se debe intentar mantener la estructura natural de las plantas.


CONOCIMIENTOS PREVIOS A LA PODA
Antes de podar una planta es fundamental conocer sus características, ya que cada especie responde de un modo diferente a un mismo tratamiento. La máxima que debe guiar cualquier poda es la de conseguir una armonía entre el crecimiento, la floración y la fructificación; para ello debe existir el correspondiente
equilibrio entre las raíces (que absorben la savia bruta) y la parte aérea (que produce la savia elaborada). Las podas drásticas reducen considerablemente la parte aérea y, por tanto, la capacidad de fotosíntesis (transformación de la luz del sol en energía); con ello se retrasa el desarrollo, pues parte de las reservas van destinadas a reemplazar las zonas suprimidas.
La mayoría de las plantas tienen en el extremo de cada rama una yema terminal, que ejerce sobre las demás lo que se conoce como dominancia apical, inhibiendo su desarrollo. Cuando se corta esta yema dominante, se eliminará su preponderancia y las otras laterales crecerán con mayor rapidez Si este proceso se lleva a cabo en herbáceas, se conoce como pinzamiento.

HERRAMIENTAS
Es esencial que las herramientas para podar sean de buena calidad. A ser posible ergonómicas, ligeras y que cuenten con recambios.
• Las podaderas de una o dos manos son las que realizan el corte más limpio.
• Cuando las ramas son gruesas, se puede recurrir a herramientas de mayor envergadura, como la sierra curva, o serrote, y las motosierras.
• El cuidado de los setos requiere unos útiles especiales: as tijeras recortasetos

Mantenimiento de las herramientas
Periódicamente hay que • afilar las hojas de las herramientas de corte y, sobre todo, desinfectarlas para evitar la propagación de enfermedades. Para ello, se sumergen en lejía al 20%. o bien se rocían y se queman con alcohol de 96° Para limpiarlas, bastará con frotarlas con un paño empapado en petróleo, aceite usado o parafina.

TÉCNICAS DE PODA
Antes de comenzar a podar es necesario eliminar aquellas ramas que estén secas, enfermas o malformadas. Los cortes han de cumplir una serie de condiciones: 1. Debe ser un corte limpio, sin machacaduras ni rebabas.



Solicitar más información/comprar