Madera de Pinares S.L.   |   Ahorro ecológico    |   Venta On-line toda Europa     |    Tfno: (+34) 976 796 700 (we speak English and French)  |    Contacto

                

Esquejado de plantas de jardín



La multiplicación de las plantas de jardín a partir de tallos o fragmentos de rama presenta varias modalidades según la naturaleza de la especie a la cual se aplican. Este procedimiento es similar a los empleados con los esquejes de las plantas de interior, pero las épocas de realización están más delimitadas y el tiempo necesario para enraizar, en general, es mayor. A pesar de todo, sigue siendo un método fácil para obtener ejemplares iguales a aquellos de los que se toman los tallos.

Esqueje semileñoso

TIPOS DE ESQUEJES
Según la consistencia o grado de endurecimiento del esqueje, se pueden considerar tres tipos:

Esqueje herbáceo
Numerosas plantas de jardín, como los claveles, los crisantemos, el espliego, las fucsias y la salvia, pueden multiplicarse utilizando los extremos de sus tallos cuando todavía están tiernos. Este trabajo puede hacerse en primavera y durante la primera mitad del otoño, cuando las plantas están en fase de crecimiento y desarrollan tallos nuevos; sólo habrá que esperar a que éstos tengan algo de fuerza y consistencia, sin llegar a endurecerse.

Esqueje del crisantemo
• El esqueje que se planta en primavera es el que da mejor resultado. Se cortan porciones de tallo, de unos 10 o 15 centímetros, del extremo de las ramas de la planta.
• La tierra a emplear debe ser ligera y porosa, y tener una cierta humedad en el momento de ser utilizada. También existen sustratos ya preparados. Puede valer otro tipo de tierras más consistentes y menos porosas, pero requieren más atención con el riego, y el enraizamiento suele ser más lento.
• La maceta o contenedor de plástico que se utilice no debe ser muy grande. Pueden ponerse varios esquejes en un mismo recipiente, ya que, a menudo, una cierta apretura entre ellos favorece el agarre;
más tarde se trasplantarán.
• Antes de plantar el esqueje, se le quitarán las hojas inferiores, dejando sólo cuatro o cinco. El extremo a enterrar puede impregnarse en polvo de hormonas de enraizamiento. Se meterá el esqueje en tierra hasta 1/3 de su longitud, y se afirmará bien la tierra en tomo a él. A continuación, se riega.
• La maceta debe colocarse en un lugar protegido de las corrientes de aire y los rayos del sol. Una temperatura suave, alrededor de 15-18°C, bastará para que enraice el esqueje, cuidando siempre que la tierra no pierda humedad.

Esqueje semileñoso
Cuando los extremos de crecimiento de las ramas se engrasan y pierden flexibilidad debido a un cierto endurecimiento de los tejidos. se habla de tallos semileñosos. De éstos también pueden hacerse esquejes, que se denominan semileñosos o de madera blanda, y más comúnmente, estaquillas.

• Se toma el esqueje de una rama de unos 10 o 12 centí¬metros de longitud y se le qui¬tan las dos hojas inferiores: a las superiores se les recortará pane de su superficie

• El esqueje se planta en una maceta, apretando la tierra a su alrededor, y se riega.
• La maceta debe colocarse en un lugar protegido y a la som¬bra. Al cabo de un mes y medio, el esqueje habrá enraizado.

El rosal se reproduce bien con el esqueje leñoso.
Es el método más utilizado para multiplicar algunas plantas de hoja perenne y otras como la buganvilla, la forsitia, la hortensia y el lito. Los esquejes se toman de las ramas procedentes del crecimiento de primavera.

Esqueje leñoso
Este tipo de esqueje, también llamado de madera dura o estaca, se realiza normalmente con árboles y arbustos de follaje caduco. Los esquejes se toman cuando aquéllos han perdido las hojas, a mediados o finales de otoño.

Cómo se consigue un esqueje leñoso 
• Se corta de las ramas que tienen un año o algo más de edad. Debe tener una longitud de 20 a 30 centímetros e incluir, al menos, dos yemas. El corte para separar el esqueje de la rama tiene que hacerse limpio y en oblicuo, justo por debajo de una yema. También se puede cortar la estaca de forma que se lleve consigo una porción de madera de la rama en la que estaba inserto. En este caso se habla de estaca con talón. No deben escogerse ramas con entrenudos muy largos. • Este tipo de esqueje se puede poner en una maceta o directamente en la tierra. Se colocará en un rincón del jardín algo sombreado para que enraice, de donde se llevará más tarde al emplazamiento definitivo.
• La mejor tierra para poner el esqueje será franca, es decir, de consistencia media, permeable por la presencia de arena y, a la vez, sustanciosa Es lo que se llama una buena tierra de jardín, esto es, aquella que lleva tiempo recibiendo el beneficio de las enmiendas, los abonados y las labores que conlleva su cultivo.
• Hay que plantar el esqueje con una cierta inclinación, La buganvilla es una planta que responde bien al esqueje semilenoso. y afirmar la tierra alrededor para que se adhiera bien a él. A continuación, se riega. La estaca deberá permanecer donde se plantó hasta el otoño siguiente, cuando podrá trasplantarse. Durante todo ese tiempo, la tierra tiene que estar bien húmeda y limpia de malas hierbas.


Solicitar más información/comprar