Madera de Pinares S.L.   |   Ahorro ecológico    |   Venta On-line toda Europa     |    Tfno: (+34) 976 796 700 (we speak English and French)  |    Contacto

                

Los abonos minerales




A diferencia de los abonos orgánicos, los minerales actúan de manera más directa, es decir, pueden ser asimilados por las plantas sin sufrir una transformación previa. También resultan más ricos en principios fertilizantes, pero, en cambio, tienen un papel casi nulo en la modificación de las propiedades físicas del suelo. Los minerales que mayor beneficio aportan a las plantas son el nitrógeno, el fósforo, el potasio y el hierro.
Ahora bien, el exceso de este mineral puede ser tan perjudicial como su defecto, ya que puede producir un crecimiento exagerado, formando plantas débiles y. por tanto, propensas a las plagas y enfermedades.
Fósforo (P)


Propiedades: favorece la formación de flores y frutos y estimula el crecimiento de las raíces, ayudando así a que la planta arraigue en primavera. Carencia: cuando las hojas presentan los bordes secos y un color entre violeta y castaño, así como escasa producción tanto de flores como de frutos, además de atrofia y raquitismo de las raíces, existe carencia de fósforo.


Una forma de abono mineral es el granulado de disolución lema Simplemente se esparce sobre la superficie de la tierra y se riega a continuación.
Propiedades de los abonos minerales
El aporte de cualquiera de los minerales citados
a continuación influye en el buen desarrollo
de las plantas, y su carencia repercute en la salud de éstas.
Nitrógeno ( N)
Propiedades: la planta lo consume en grandes cantidades y por él tiene verdadera necesidad. Su aporte favorece un rápido crecimiento de las hojas, los tallos y los brotes. Carencia: la falta de nitrógeno se observa cuando la planta pierde vigor en el crecimiento, presenta escasez de follaje y las hojas viejas están amarillas.



Solicitar más información/comprar